Pilates Terapéutico

El cambio se produce a través del movimiento y el movimiento cura

Pilates Terapéutico

Nuestras clases privadas online

Joseph Hubertus Pilates creó esta disciplina basándose en su conocimiento de otras especialidades como el yoga, la gimnasia o la traumatología, uniendo la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación.

Pilates padeció asma, raquitismo y fiebre reumática, por lo que desarrolló una musculatura débil que derivó en alteraciones posturales y en anquilosis articular. Estos padecimientos le llevaron a estudiar el cuerpo humano, buscando la manera de fortalecerse mediante el ejercicio físico. Pasó mucho tiempo estudiando el movimiento de los animales, filosofías orientales y los métodos de entrenamiento de los antiguos griegos y romanos, a los que admiraba porque consideraba que habían conseguido el ideal de equilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu.

El método se basa en el desarrollo de los músculos internos para mantener el equilibrio corporal y dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral, por lo que es muy usado como terapia en rehabilitacióny para prevenir y curar el dolor de espalda.

Los seis principios esenciales de este método son control, concentración, fluidez, precisión, respiración y centro. En este sentido, el Pilates se refiere a una zona concreta del cuerpo denominada «centro de fuerza», que también se conoce como «mansión del poder». Ésta zona la conformarían los músculos abdominales, la base de la espalda y los glúteos y la intención es que, a través de su fortalecimiento, se ejerciten el resto de partes del cuerpo.

El Método Pilates actualmente es una técnica muy popular en la sociedad por los beneficios que se le atribuyen: mejora de la postura, mejora de la flexibilidad, de la fuerza, de la coordinación y del equilibrio.

– Bienestar emocional: los estudios indican que el Método Pilates ayuda al bienestar mental de sus practicantes.

– Bienestar físico: Un estudio realizado en mujeres adultas sanas que practicaron dos sesiones de Pilates por semana tenían una mejor percepción de su aspecto físico tras seis meses de entrenamiento.

– Alivio del Dolor lumbar: los resultados de los estudios analizados demuestran efectos positivos, tales como mejoría de la función general y reducción del dolor al aplicar el Método Pilates en el tratamiento de dolor lumbar crónico no específico en adultos.

– Flexibilidad: un estudio sugirió que el Pilates puede favorecer la flexibilidad, aunque remarcó que sus efectos sobre la composición corporal, el estado de salud y la postura son más limitados y pueden ser difíciles de establecer.

– Mejora de la musculatura abdominal: un estudio concluyó que hubo un efecto positivo de los ejercicios de Pilates sobre la fuerza muscular abdominal y de la espalda baja, la resistencia muscular abdominal y la flexibilidad del tronco posterior en mujeres adultas sedentarias, independientemente de que el peso corporal y los porcentajes de grasa no cambiaran significativamente.