Diatermia

Técnica novedosa, indolora y muy efectiva

Se trata de una técnica de tratamiento no invasiva que consiste en la aplicación de una corriente de alta frecuencia hacia los tejidos corporales. Esta energía provoca el desplazamiento de cargas iónicas en los tejidos generando un calentamiento endógeno del tejido.

¿Qué efectos y beneficios tiene la diatermia?

  • Penetra muy bien en el tejido y dispersa menos energía que otras técnicas.
  • Incrementa la vascularización y permite eliminar más rápido sustancias de desecho.
  • Mejora la movilidad articular y relaja la musculatura.
  • Estimula la actividad de los fibroblastos y la síntesis enzimática, acelerando los procesos de reparación de tejido.
  • Regula el pH tisular.

¿Qué lesiones podemos tratar mediante la diatermia?

  • Roturas fibrilares
  • Tendinosis
  • Esguinces
  • Artritis
  • Edemas traumáticos
  • Cervicalgias, lumbalgias…
  • Capsulitis
  • Patologías óseas (fracturas, edemas,etc.)

La ventaja esencial es que las altas frecuencias no producen un estimulo de excitación neuromuscular tal y como ocurre con las corrientes de baja frecuencia como el Tens, galvánicas, EMS… Con la Hipertermia se trabaja con una gran cantidad de energía localizada en la parte concreta del cuerpo que se ha elegido con la finalidad de provocar cambios metabólicos, esto es posible debido a que con la alta frecuencia podemos trabajar con intensidades elevadas para producir calor sin que se produzca reacción motora o dolor insoportable.

Por tanto nos encontramos frente a una técnica muy eficaz capaz de producir un calentamiento en profundidad por medio del efecto capacitivo, que no conlleva  contracciones musculares ni dolor, con un gran efecto de penetración y direccionalidad, con la eficacia de un calor profundo dirigido y controlado. De todo esto parece hablarnos la famosa frase de Hipócrates:
“Dadme una fiebre y yo curaré cualquier enfermedad”